“El beso de la muerte”, un triste e impresionante homenaje a un hijo fallecido.

febrero 28, 2014 Historias

EL Cementerio de Poblenou está situado en el barrio del mismo nombre en la ciudad de Barcelona, España, también llamado Cementerio del Este, de Levante o Viejo. Este camposanto fue inaugurado en el año 1775 y destruido posteriormente por las tropas napoleónicas en 1813. En 1818, el Obispado encargó el proyecto de reconstrucción al joven arquitecto italiano Antonio Ginesi (1790-1824). El nuevo cementerio era bendecido e inaugurado el 15 de abril de 1819.

Allí se encuentra la tumba del empresario catalán del algodón Josep Llaudet Soler, quienes perdieron a uno de sus hijos en plena juventud y quisieron recordarle de esta manera. Una escultura creada por Jaume Barba en 1930 adorna el mausoleo. La inscripción reza:

 Mas su joven corazón no puede más;

en sus venas la sangre se detiene y se hiela

y el ánimo perdido con la fe se abraza

sintiéndose caer al beso de la muerte.

Se dice que la escultura inspiró la película El séptimo sello, de Ingmar Bergman.

El turismo de cementerios, o necro turismo, es algo cada vez más popular. Y es que aunque en primera instancia pueda sonar un plan macabro o desagradable, también debemos pensar que los cementerios son un reflejo más de las sociedades, de su arquitectura, escultura o costumbres, como pueden serlo las iglesias o los edificios civiles. En estos lugares encontramos también cosas curiosas, como por ejemplo la escultura del Beso de la Muerte.

Se trata de una escultura de un joven que cae en peso muerto sobre los brazos de un esqueleto con alas que representa la muerte, simbolizando el instante en que el alma deja el cuerpo y ésta es robada por la muerte.

Beso muerte 1 viralposme.com

Beso muerte 2 viralposme.com

Beso muerte 3 viralposme.com

Beso muerte 4 viralposme.com

Beso muerte 5 viralposme.com

Beso muerte 6 viralposme.com

Beso 7 viralposme.com

Beso 8 viralposme.com

Beso muerte 9 viralposme.com

Beso muerte 10 viralposme.com

Pero más allá de ser una escultura un tanto peculiar por el concepto que representa, resulta sorprendente por la forma en que está llevada a cabo. La muerte abraza delicadamente al joven, echándose encima de él cuidadosamente y besándole con mimo. Coméntalo con tus conocidos.

Si te ha gustado este artículo, recibelos en tu mail (es gratis)