Espectaculares fenómenos meteorológicos que forman los rayos y tormentas. (Segunda parte de tres)

marzo 18, 2014 Historias

Ahora mismo se están produciendo en el mundo unas 20.000 tormentas, que lanzan unos cien rayos por segundo. Por término medio, tienen lugar al año entre 16 y 17 millones de tormentas, unas 44.000 diarias. Esto supone que caen 8 millones de relámpagos al día, capaces de liberar una energía comparable a 2 millones de toneladas de dinamita.

 

Se calcula que cada rayo mide unos 5 kilómetros de longitud por solo 1 centímetro de anchura, y descarga entre 1.000 y 10.000 millones de julios de energía, con una corriente de hasta 200.000 amperios y 100 millones de voltios. El aire circundante puede alcanzar temperaturas de 20.000 ºC, más de tres veces la de la superficie del Sol, que ronda los 6.000 ºC. Por eso los rayos son tan letales.

 

El proceso de formación de rayos en la atmósfera es complejo. Se trata de una descomunal descarga eléctrica que se produce cuando el movimiento ascendente y descendente del aire dentro de un cumulonimbo –la nube de tormenta– crea dos zonas de potencial eléctrico opuesto: en la parte superior de la nube se acumulan las partículas con carga positiva y en la parte baja, las negativas. Cuando la separación entre unas y otras es muy grande, se produce el rayo en el interior de la nube, entre nubes distintas o entre la nube y la tierra. La mayoría de las descargas eléctricas que se generan en una tormenta no llegan a la superficie terrestre.

Tormenta viralposme.com

Tormenta 6 viralposme.com

Tormenta 10 viralposme.com

Tormenta 11 viralposme.com

Tormenta 12 viralposme.com

Tormenta 14 viralposme.com

Tormenta 15 viralposme.com

Tormenta 16 viralposme.com

Tormenta 17 viralposme.com

Tormenta 19 viralposme.com

Tormenta 20 viralposme.com

Tormenta 22 viralposme.com

Tormenta 23 viralposme.com

Tormenta 24 viralposme.com

Tormenta 25 viralposme.com

Tormenta 26 viralposme.com

Tormenta 27 viralposme.com

Tormenta 28 viralposme.com

Como siempre la madre naturaleza, cabreada y todo nos deja unas imágenes sorprendentes. Así que a disfrutarla cuidándola.

Si te ha gustado este artículo, recibelos en tu mail (es gratis)