Un ladrón un poco confuso, el solo terminó preso.

febrero 18, 2014 Historias

El hecho ocurrió en Posadas (Argentina), un delincuente intentaba huir de la furia de los vecinos y la policía tras intentar ingresar a una casa con fines de robo, pero no tuvo mejor puntería que esconderse en una cárcel.

Según confirmó la Policía local, todo comenzó cuando la dueña de la casa advirtió que el hombre intentaba ingresar a su domicilio y empezó a gritar, lo que alertó a los vecinos, que comenzaron a perseguirlo.

El hombre se enfiló directamente hacia el acceso de la Unidad Penal VI del Servicio Penitenciario Provincial e ingresó por uno de los portones laterales, pero rápidamente fue reducido por los efectivos que se encontraban de guardia.

Los penitenciarios lo retuvieron tras los testimonios de los vecinos en el lugar, hasta que llego una patrulla de la policía que se hizo cargo de la situación y trasladó al frustrado ladrón a la comisaria, donde quedó alojado por disposición del juez de instrucción.

Tras el incidente, fuentes policiales revelaron que el protagonista habría confundido el complejo carcelario con un establecimiento educativo, donde intentó buscar refugio o bien continuar la huida por una calle lateral, pero el error lo llevó a una dependencia policial.

Ladrón 1 viralposme.com

Ladrón 3 viralposme.com

Ladrón 2 viralposme.com

Ladrón 4 viralposme.com

Esto es lo que debería de pasar a todos los ladrones. Comenta esta confusión con tus conocidos

Si te ha gustado este artículo, recibelos en tu mail (es gratis)